19 ene. 2010

a la mañana


No sabes cuánto me cuesta despegar mi piel de ti.. dejar de ser tú y reiniciarme;
separar tus venas de las mías .. hacer un montón con tu pelo y destrenzarlo..
.. cambiar tus uñas, recolocar los dientes y mover de sitio los labios..
Buscar por la casa la camisa ...y desparejar las botas de los zapatos.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Algún día te daré papel y pluma por el simple placer de pasar mi dedo por tus poemas, acariciarlos y guardarlos en mi joyero de joyas raras.

Diley dijo...

.. si ya los escribo en tu piel !para qué apresarlos!

0nironauta dijo...

¡Hacía tiempo que no se sabía nada de ti!

Hoy ha empezado todo: el torbellino.

Espero verte y conoceros.

Abrazos :)