19 may. 2011

F l o t o










Hay galletas y bizcocho,


no solo el olor a café inunda la cocina.


Te oigo bailar por el pasillo y siento que tu risa


contagia de paz mi vida.


No ha cambiado mucho desde entonces,


cuando intuí que serías tú quien con volteretas


amarrarías la torpeza, la desidia..

Siento la raiz roble de tus pies en mis pupilas
tu paso firme
tu afán

y el cristal de tu mar

fondeando en mi piel dormida.

Foto: Diley

1 comentario:

Chelo dijo...

Qué fin de semana tan especial..., recuerdas la barca, el perro nadando, el ventanal desde la habitación, el zumo recien exprimido, la tormenta...?
Eligo vivir la vida y compartirla contigo.